Octavio es sicólogo con un espíritu libre, un poco rebelde pero muy inteligente. La universidad para él fue muy importante no solo porque fue un lugar de descubrimiento, sino que también conoció a Leonor, su gran amor de juventud. Lamentablemente el espíritu libre le paso la cuenta, sus proyectos fuera de Chile eran su prioridad lo que provocó el termino con Leonor. Por supuesto la vida de Octavio no se detuvo. Tuvo nuevos amores e incluso se casó con una chilena con la que vivió algún tiempo en Boulder, Colorado. Ahí tuvo una hija, Almendra, que vive con su madre y con la que se contacta y ve cada vez que puede.

Hoy, ya radicado en Chile atiende a Nora, madre de Leonor, reencontrándose son su antiguo amor de juventud y remueve sentimientos que creía olvidados. Es por esta razón que Octavio no quiere volver a perder la oportunidad de estar con Leonor, su primer amor, por lo que hará todo lo posible por estar con ella, cueste lo que cueste.