José Luis es un exitoso abogado que lleva 23 años de matrimonio con Isabella con la que tuvo sus dos hijos, Constanza y Julián, los que adora por sobre todas las cosas. Es un hombre solvente y económicamente estable que ocupa un cargo fundamental dentro del organigrama de la agencia FeliChitá: maneja todos los asuntos legales.

Es perfeccionista y muy estructurado. No es raro verlo saliendo de madrugada de la oficina sólo después de poner punto final a su trabajo. Ha dedicado su vida a mantener a Isabella contenta y agasajada como se merece. Le acomoda el papel que ella ha adoptado en la relación, como eficiente dueña de casa, madre y abnegada esposa, mientras él se preocupa de proveer a la familia. Es un hombre de buen gusto, se siente cómodo siendo parte de la familia Falco, y sobretodo como brazo derecho de su suegro. La emancipación de su suegra le parece definitivamente desquiciada, y en esto apoya completamente a don Sergio justificando sus deslices y haciendo lo que pueda por devolver las cosas a su cauce normal, incluso desde el punto de vista legal. Una de las consecuencias de esta revuelta en las hijas Falco, lo afecta directamente, porque Isabella se ha empezado a poner quisquillosa y le ha enrostrado la poca intimidad que mantienen por casi un año, que va desembocando en una crisis de pareja. José Luis tendrá que luchar por la estabilidad de su matrimonio, pero se verá entrampado por sus secretos y crisis internas que ni el mismo muchas veces será capaz de entender.