Ágata es la primera hija del matrimonio de Mónica Falco y Santiago Balladares. Como hermana mayor ha debido sortear con no menos dificultades, los conflictos permanentes entre sus padres. Y su hermano Sebastián, el más pequeño y a quien adora, ha sido su protegido para evitar que le afecten estos problemas.

Le aflige no llevar la vida normal de una niña que cursa cuarto medio con ganas de entrar a la universidad, ya que vive preocupada de las peleas de sus progenitores. Pero con el tiempo su carácter se templará atreviéndose a decir todo lo que siempre la ha atormentado.