Las acciones de Ilyas hacen verdaderamente feliz a su madre, la señora Fatma, quien se ve cegada por el dinero que Helin le hará llegar a su hijo por haberse casado con ella. Sin embargo, Nermin no está nada de contenta y cree que la decisión de su hermano es totalmente inadecuada. Por otro lado, Asiye se muestra contenta pero lamentablemente es sólo una coraza para no demostrar su dolor. 

En el restaurante todo iba bien hasta que Ilyas llegó para conversar con su ex mujer, pero ella se negó. La pena la inunda y lo último que desea es ver a su ex marido. A pesar de esto, la señora Mariman conversa con él y le hace entender que Asiye necesita espacio y tranquilidad.  

 

¡No te pierdas este capítulo de El pañuelo rojo!

El Pañuelo RojoPróximo capítulo:Revisa el avance aquí.