Hernán encontró una libreta de Rosalía sobre la mesa en su consulta. Encontró una foto de alguien que le parecía familiar. Más bien, la mujer con la cuál tuvo a su primera y única hija que lo encontró ahora en la Isla.