Franco está enamorado "hasta las patas" de Sofía. Su vida gira entorno a ella, pero "la rucia" rehuye de los problemas que rodean al hijo de Óscar y que involucran directamente a Juliette, la francesa que llegó para revolver el gallinero a la isla. 

Fue en una conversación entre las amigas en que Franco se enteró que Sofía estaba pololeando. Es por eso que hablaron a solas para que el ex amigo de Luca pudiera explicarle a la amiga de Rosalía que él estará esperándolo todo el tiempo que sea necesario. 

¿Qué debería hacer Sofía?