Estaba todo planeado: una noche perfecta en el hotel boutique de Doña Doris solamente para Pablo y Madelyn. Todo para que luego, con un desayuno de ensueño, el nieto de Leonel le declare su amor a su "negrita chocolate".

Pero tras la propuesta para que se case con él, Madelyn le correspondió el amor pero no la respuesta oficial. Ya que espera que pase un tiempo más antes de que ambos se casen en Isla Paraíso. ¡No se pierdan el siguiente momento!