Tal como se lo exigió Carlos Rojas, Peralta terminó entrando al convento con el fin de saber si Andresito está ahí o no.

De noche, y a escondidas, el detective empezó a inspeccionar el centro religioso. Sin embargo, cuando estaba en el dormitorio de Carolina, fue descubierto por esta mujer.

¡Revisa el momento a continuación!