Benjamín está furioso por los abusos que perpetró Matías a Florencia y a él. Se lo llevó a un sitio alejado, tomó una picota y amenazó con acabar con la vida del profesor y hasta ese momento, su padre. Pero a un segundo de ser atacado Matías le dirá una terrible verdad. 

A Samuel aún le duele que Antonia le haya ocultado lo que pasó en la noche de la muerte de Tomás. Sin embargo, cree que puede soportar seguir viendo a su expareja en la universidad. Ahora ella es quien está en gestiones para abandonar la institución y le dará a su expaerja una noticia que los puede separar aún más.