Llegó el día del matrimonio de Bruno y Rosario. Los niños no están muy felices, pero igual apoyan a su papá en esta decisión. Rosario está muy contenta y nerviosa, ya que necesita que todo resulte de maravilla.

Los niños van a ver a Bruno al escritorio. Ellos se muestran muy esperanzados con su nuevo hermanito y su nueva familia. Él, en un momento muy emotivo, les dedica a cada uno una palabra y les dice que los ama con todo su corazón.

Por otra parte, Camila, Felipe y Diego están muy enojados con los Montt y hacen un pacto para no relacionarse más con ellos.

Violeta va a buscar a Bruno para avisarle que llegó la jueza. Ella aprovecha de felicitarlo y de desearle suerte, a lo que él le dice que es el día más difícil que ha tenido que vivir.

Pero cuando Bruno y Rosario están a punto de llevar a cabo el matrimonio, algo pasa y ¡No pueden casarse!

 

¡No te lo pierdas!