Fuerte, voluntariosa, autoritaria, dura, pero al mismo tiempo tierna y acogedora con los pobres de São Dimas, que la consideran una verdadera santa. Era la mejor amiga de Stela y, después de su muerte, se casó con el marido de la fallecida, Fausto, lo que llevó a mucha gente a sospechar de su carácter y sus verdaderas intenciones.

Tuvo dos hijos con Fausto, Hércules y Vitória, y defiende la estructura de la familia contra todo y contra todos. Siente que se va a morir cuando Fausto decide abandonarla para vivir con Suzana pero, cuando su marido queda imposibilitado de comunicarse, sublima, o finge sublimar, el odio y lo lleva a la casa, para cuidarlo celosamente. Como hasta los fuertes tienen sus puntos débiles, el de Mag es Tian Bezerra.