La madre de Samanta está más que emocionada con el retorno de Ricardo San Martín a Chile. Él tuvo una relación con su hija, hace 10 años. Por eso, Samanta no está interesada en volver a su vida, menos si fue su propia mamá quien influyó en el término de la relación, cuando la dio por muerta. Ahora Gracia solo quiere que su hija vuelva a la vida del arquitecto por su nueva posición económica.

Agustina y Rocío vivirán al mismo tiempo el cambio que decidieron tener. Dada de alta, Agustina llegará al pasaje y querrá instalarse cuanto antes con Marco, mientras que Rocío le contará que se va a vivir con Diego, el mismo día.

Juan Fran sigue demostrando su desagrado por el lugar donde vive. El pasaje no le gusta y solo quiere trabajar para juntar dinero y volver a sus tierras. José Luis insiste en que primero su hijo debe estudiar, pero Juan Fran menosprecia a su padre y no quiere terminar como taxista luego de estudiar.

Rocío vive la nostalgia de abandonar el pasaje y teme por las veces que siempre ha tenido que volver. Diego le asegura que, en esta oportunidad, será distinto. Tomás estará más cerca que nunca para cuando abandonen el lugar. Rocío estará encantada con su nuevo hogar, pero tiene un secreto, a espaldas de Diego.