Tras llegar en un auto de la policía hasta el lugar del crimen, Tomasito se enfrentó a la cruda imagen del cuerpo inherte de su papá, sin embargo y a pesar de haberlo visto con sus propios ojos no se convenció de que efectivamente Marco estaba muerto, Agustina tuvo que decirle la verdad generando el llanto incontrolable de su hijo.

Revive este momento a continuación