Luego de estar frente a frente a su madre, Gaspar, no tenía muchas ganas de quedarse a trabajar con Diego por miedo a tener que encontrarse con su mujer diariamente. Sin embargo, su tío le prometió que su madre jamás haría algo que la dañara a lo que finalmente aceptó quedarse en la capital. 

Revive este momento en el video