Martina y Cris siguen en busca del posible asesino de Ricardo, sin embargo, las pruebas son cada vez más elocuentes y las posibilidades de que Agustina u Olivia sean las involucradas también van en aumento. Esto descolocó a Cristóbal y en medio de la discusión, Rocío ingresó al taller de tatuajes escuchando claramente a su hija sospechar de la familia de Cris. 

Revisa este momento en el video