Como una medida desesperada para vengarse de Rocío por perder a Tomás, Julieta decide atropellarla mientras intentaba cruzar la calle. Sin embargo, por una ágil maniobra de Tomás, falló en su intento de quitarle la vida.

Esta situación movió las piezas del tablero, y hace que Rocío tenga más poder en sus manos, porque puede denunciarla por intento de homicidio, o guardar silencio y evitar que la hija de Samanta le cuente la verdad a Benjamín sobre quién es su madre. 

Revisa este momento en el video.