Si hay algo de lo que pocos pueden entender en el pasaje Nueva Esperanza, es el amor que Ricardo siente hacia Agustina. Ha sido el único que ha estado a su lado todo el tiempo, desde que la hermana de Rocío perdió a su hijo.

Es por eso que el hermano de Leonardo les avisó a sus compañeros de hogar, Belma y Alonso, para decirles que se irá a vivir cerca de Agustina, a cinco minutos de donde se encuentra ella para así poder acompañarla.