Rafael está precupado, sabe que le queda poco tiempo de vida y aún le faltan cosas por resolver. Quiere irse de este mundo con la certeza de que Rocío y Benjamín puedan vivir tranquilos... sin ser perseguidor por Tomás una vez que este salga de prisión.

Pero Eliana, siempre sigilosa detrás de todo el entorno, le prometió a su hermano que ella no iba a dejar que Tomás se acerque a Benjamín y a Rocío mientras él no esté y cuando Tomás salga de prisión. ¿Cuál será el plan de Eliana?