Mientras María Luisa y Francesco dormían, Agustina entró a dicha habitación y le sacó el teléfono a su madre adoptiva.

Posterior a ello llamó a Chile. Su idea era hablar con Tomás.

Y si bien alcanzó a pronunciar su nombre, María Luisa la descubrió, se cortó la llamada y la retó.

¡Revisa el momento a continuación!