Samuel tiene sus propios problemas con Javiera y María Angélica. Pero no está exento de problemas en su propia casa... Eliana sigue insistiendo en que Rocío es un monstruo para convencer a Samuel ante las dudas que tiene con Rocío.

Pero el padre de Javiera ya no soporta los gritos de su pareja, de hecho, le causan un poco de escalofríos. ¿Será que Samuel también sospecha de Eliana?