Desde hace varios capítulos que las relaciones entre las hijas de Laura Flores, Rocío y Agustina, están más que cortadas, en específico desde que la primera se enterara que la segunda atropelló a la madre de ambas. Cabe recordar que ese accidente dejó a la mujer tetrapléjica y posteriormente murió.

CARMEN GLORIA BRESKY Y LOS CAMBIOS DE SU PERSONAJE: "RAQUEL SACARÁ SU LADO MÁS HUMANO"

Pero ahora que han pasado varios hechos en la teleserie, como que todos creen que Tomasito falleció y Agustina está en un hospital psiquiátrico, ¿habrá alguna posibilidad de reconciliación de verdad entre estas hermanas?

De hecho, esta semana Rocío la fue a visitar, pero quedó la duda de hacia dónde van los sentimientos de ella hacia su hermana.

Camila Hirane, la intérprete de Rocío, responde que "esta relación no cambia a pesar de la pena que puede llegar a sentir por su hermana. Rocío no le cree lo de la loquita. A ella no le vienen con cosas, desconfía demasiado de su hermana y cree que todo por lo que está pasando es un plan de ella".

A lo anterior, la actriz añade que "Rocío ya tiró la esponja con Agustina, dimensionó la maldad de ella y ya no la va a justificar más".

En ese sentido, la protagonista de Verdades Ocultas sintetiza que "para ella, al menos por ahora, su hermana es una asesina a la hay que temer y que le puede hacer daño".