La maestra Sevgi es la profesora de Oyku y está completamente enamorada de su profesión. Además, está convencida de que la disciplina en la enseñanza es la mejor manera de formar a sus pequeños alumnos, pero de igual manera se derrite por ellos. 

Es comprensiva y paciente, y cuida a cada estudiante lo más que puede, incluso a Oyku, ya que sabe su delicada situación familiar. 

Hasta el minuto, Sevgi no tiene otro amor que sus niños, pero durante el transcurso de esta historia, las cosas pueden cambiar para ella.