Las declaraciones de algunos obispos y el cardenal fueron analizadas por Felipe junto a Soledad.