Hace meses que Gala Caldirola y Mauricio Isla anunciaron el término de su relación y aún siguen las polémicas y teorías sobre las posibles razones de su separación, ya que ellos nunca han querido referirse oficialmente al hecho. Al menos, hasta ahora, que la española dio algunos atisbos de lo que podría haber acabado con su matrimonio.

Fue durante un programa de televisión, que Gala dio a conocer las posibles razones de esta ruptura, cuando estaba hablando de la estrecha relación con su hija Luz Elif y la complicidad que tienen ambas. 

Es que la española contó que estaba muy afligida, ya que por primera vez había dormido sin su hija, porque la niña se fue a quedar a la casa de sus abuelos paternos. "Es la primera vez desde que mi hija nació que durmió con su abuela. La echaba de menos, me pongo a llorar", reveló en la oportunidad.

Agregando que "por la situación y la forma en la que vivíamos estábamos siempre solitas, vivíamos en una burbujita. El papá pasaba mucho tiempo fuera igual". Pero pese a que Mauricio no estaba tanto en casa, la niña también tenia una relación de dependencia con el padre. "En mi relación los dos éramos muy iguales, muy aferrados, como que ambos queríamos dormir con ella", contó Gala.

Fue ahí donde decidió hacer un mea culpa acerca de lo que pasó entre ella e Isla para finalmente decidir separarse: "Probablemente eso es un fallo, porque eso genera distancia en la pareja, pero uno lo hace lo mejor que puede. A veces los papás nos olvidamos de cuidar la relación por cuidar a los hijos, es algo que pasa muy a menudo", reflexionó.