El asteroide llamado 2006 QV89 de 40 metros de diámetro podría chocar con el planeta tierra el próximo lunes 9 de septiembre. La NASA advirtió de este acontecimiento y monitorea la trayectoria de la roca, pero recién en julio tendrá una proximación de la distancia en que se encontrará de la Tierra.

Los astrónomos estudian la posibilidad de desviarlo, puesto que el impacto podría causar un importante daño. Esta mañana el astrofísico chileno, Jose Maza, explicó detalles de la amenaza para el mundo y señaló también que "la luna podría ser una pequeña parte de la tierra". 

Revisa detalles de esta interesante información.