Por tres días consecutivos los estudiantes han evadido el pasaje de Metro de Santiago como forma de protestar por las alzas en el transporte público. Ayer los pasajeros botaron las rejas de la estación Plaza de Armas lo que provocó que los trenes detuvieran su curso. 

[Enferma de cáncer terminal por retiro de fondos de previsionales: "El negocio es inhumano"]

Las autoridades del Gobierno han anunciado que los evasores serán sancionados, así lo enfatizó también el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, durante la conversación con nuestro matinal: "Nada justifica las turbas y la violencia".

También estuvo en el panel Alberto Larraín, profesor y psiquiatra de la Fundación Pro Cultura, quien explicó cómo los chilenos se enfrentan al estrés.