Este jueves José Miguel Viñuela se trasladó hasta el Terminal Pesquero de Santiago para conocer cómo está en ánimo de los trabajadores ante el estallido social. 

[Diego perdió un ojo por impacto de lacrimógena: "Lo único que quiere el país es igualdad"]

El animador recorrió los pasillos, conversó con los comerciantes y visibilizó la historia de vida de Elizabeth, quien trabaja desde los 12 años y con un entusiasta testimonio conmovió a los panelistas. 

"Yo crié a mi hija sola y te puedo contar que muchas horas me ausenté de mi casa por estar trabajando para educar a mis hijos y gracias a Dios mi hijo hoy no anda tirando piedras ni haciendo destrozos, pero yo creo que muchos de esos jóvenes son el reflejo de la crianza vacía, del hogar sin una mamá presente, sin un papá", expresó.