En este capítulo de 100 Días Para Enamorarse a Laura le bajó toda la pena por la relación de Pedro y Miss Cristina, por lo que no ha parado de llorar e incluso ya no quiere celebrar su cumpleaños. De hecho, fue al psicólogo junto a su ex marido y no pudo controlar las lágrimas.

A su vez Javier comenzó a buscar una excusa para no ir a la fiesta de disfraces con sus mujeres, pero Mané no dejará que se quede solo en la casa y le exigió que se ponga de acuerdo con el vecino para que vayan juntos a la fiesta.

¡No te pierdas esto y mucho más en este capítulo de 100 Días Para Enamorarse!