Pedro y Javier no encuentran la forma de excusarse frente al oficial de la comisaría tras la golpiza que recibió Arturo. Incluso le contaron que más que amigos, eran una hermandad. ¿Les habrá creído? 

Revive este momento en el video.