Nadie puede creer lo que pasó. Bárbara está destrozada y aprovecha de acercarse a Cristóbal.

Diego se entera por facebook que Bruno y Rosario no se casaron. Así todos los amigos se enteran.

El Almirante pide hablar con Bruno en privado y le dice que esto lo tienen que arreglar ahora con Rosario y que por el momento no pueden seguir viviendo juntos. 

Pedro confiesa que está enamorado de Camila en un juego de verdad o penitencia. Felipe al escuchar esto lo encara y le dice que todo es su culpa por andar joteando a mujeres comprometidas.

Bruno le confiesa a Violeta que no está triste por lo ocurrido, sino que todo lo contrario.

Además, Matías comienza con las inseguridades y le comenta a la Gringa que tiene miedo de que Violeta vuelva a acercarse al Capitán.