Esta terrible historia comenzó el tres de enero. Un inicio de año bastante difícil para Nicole Moreno quien se enteró gracias a la prensa que su hijo estaba implicado en un baleo en Las Condes que dejó a un menor de 16 años en riesgo vital. 

Una noticia que, obviamente, afectó bastante a la modelo quien aseguró que “La verdad siempre se sabe, tarde o temprano. Y pido respeto. Basta conmigo. A mí me pueden hacer bolsa todos los medios. Estoy acostumbrada a trabajar en eso y los comprendo, pero con mi hijo no se metan”, su intuición falló esta vez ya que, efectivamente, era parte de este trágico hecho.

(MIRA TAMBIÉN:Conoce cómo es el centro del Sename donde enviaron al hijo de Luli)

Como madre responsable, Luli al enterarse de toda la verdad, fue junto a su hijo a la PDI para entregarlo y poner el caso en manos de la Fiscalía; esta decretó homicidio frustrado, enviando al menor a un centro del Sename hasta que no represente "peligro para la ciudadanía".

Fue entonces el pasado lunes 7 de enero que el hijo de Nicole "Luli" Moreno fue ingresado a un Centro del Sename en Graneros por el delito. El hijo de la modelo, de iniciales F.M.T, fue formalizado a 100 días dentro del establecimiento, tiempo que duraría la investigación.

Momentos nada sencillos para la ex chica reality quien, a pesar de las críticas de sus seguidores, ha tenido que mantenerse de pie para seguir trabajando y cuidando a su hijo.

(MIRA TAMBIÉN: Adriana Barrientos por drama de Nicole Moreno: "No solidarizo con Luli, solidarizo con la víctima")

Con respecto al menor baleado, el programa Intrusos manifestó que el joven se encuentra en reposo absoluto y que solo puede levantarse a caminar dos veces al día. Su primer control médico será el próximo 21 de enero.

Fue la madre del menor quien recientemente se manifestó resaltando lo feliz que está por la evolución de su hijo. "estamos muy contentos como familia. Anhelábamos poder gozar con su presencia. Gracias a Dios que mi hijo pudo salir caminando y con vida de ese hospital", agregó además que "en dos días hubo una evolución muy satisfactoria. Hace tres días nuevamente se debatía entre la vida y la muerte con una hemorragia interna, por lo que casi ingresó a pabellón por tercera vez".

En relación al incidente, Sandra comentó que su hijo se acuerda de lo que pasó y que ya declaró ante la Policía de Investigaciones (PDI). También dijo que "su testimonio para reconocer a las personas fue crucial para el procedimiento en tribunales. Mi hijo pudo identificar a las personas".