Si hay una mujer que es sinónimo de modelaje, es Kate Moss, quien durante la década de los 90 fue una de las top models más importantes, trabajando para los mejores diseñadores y marcas del mundo, como Dior, Gucci, Dolce & Gabbana, Calvin Klein, Versacem y Chanel, entre otras. Lamentablemente su polémica relación con el vocalista de “The Libertines”, Pete Doherty, y su adicción a las drogas, la llevaron a la decadencia.

Moss se pudo rehabilitar y rehízo su vida, volviendo a aparecer en los medios por buenas noticas, y todo indica que esto se lo traspasó a su hija Lila Grace de 14 años, quien sigue los pasos de su madre, apareciendo en la cuenta oficial de Instagram de “The Braid Bar”, una exclusiva peluquería inglesa, acompañada de Stella Jones, la hija de la leyenda de The Clash, “Mick Jones”.

Destacar que ya en el 2016, Lila Grace fue portada de la revista Vogue Italia, junto a su madre, expresando el fuerte lazo familiar que hay entre ellas.  Todo indica que se viene un exitoso camino para la hija de Kate Moss y de Jefferson Hack, fundador de la revista Dazed, que evidencia la actiud y belleza necesaria.

¡Revisa las imágenes!