La serie "Chernobyl" rápidamente se convirtió en un imperdible para todos los que disfrutan de una buena historia basada en hechos reales, claro que la mente detrás de esta superproducción, Craig Mazin se vio obligado a sacrificar parte de la realidad para lograr potenciar la parte dramática de la serie y acá te mostramos los 10 errores históricos de la serie de HBO. 

MIRA TAMBIÉN: ¡Lujosa! Así fue la fiesta de cumpleaños del hijo Nacho "La Criatura"

Uno de los principales personajes de la serie es 100% ficción. La doctora Ulana Khomyuk no es parte de la historia real y los creadores agruparon en ella a un gran grupo de científicos que trabajaron luego del desastre. 

La alarmante teoría que expone la doctora Ulana Khjomyuk en una de las reuniones del comité de crisis es falsa. La posibilidad de una segunda explosión que ponía en riesgo gran parte de la Unión Soviética y casi toda Europa Oriental era escasa y nunca podría haber tenido ese efecto destructivo. 

Fotografía: Captura de "Chernobyl"

Alexei Ananenko, Valeri Bezpalov y Boris Baranov efectivamente fueron los tres hombres escogidos para abrir las compuertas para liberar el agua abajo de la planta, pero ellos no se ofrecieron luego de un emotivo discurso como aparece en la serie. Los tres fueron convocados por sus conocimientos, experiencia laboral y juventud y sin ningún tipo de incentivo y en la realidad sobrevivieron a la tarea. Dos de ellos aún viven en la actualidad y el último falleció el año 2005 por causas no atribuibles a la radiación. 

Una de las primeras acciones para contener la acción de la radiación y del fuego fue lanzar grandes cantidades de una mezcla de arena, plomo y boro sobre el reactor desde unos helicópteros. La realidad es que ninguno de ellos cayó a tierra durante estos trabajos como se muestra en los primeros capítulos. 

MIRA TAMBIÉN: ¡Impresionante! Fanático de Arturo Vidal retrató la cara del futbolista en su cabeza

Los mineros que debían evitar que el uranio llegara al Mar Negro y de esta forma contaminara el agua de toda Europa si existieron en la realidad, claro que realizaron sus actividades vestidos y no desnudos como muestra la ficción. 

Valeri Legásov aparece como el principal asesor científico del Kremlin y muy activo en la toma de decisiones. Sin embargo testigos aseguraron que él casi no apareció en el lugar y que su trabajo lo realizó desde un bunker subterraneo cercano y obviamente acompañado por un verdadero batallón de expertos.