Después de haber pasado una noche de fiesta, juntos, compartiendo, Tony y Flavia aprovecharon de pasar un momento solos fuera del granero y ¿Qué hicieron? Simplemente jotearse. Esto no le causó nada de gracia a Joaquín Méndez ¡Ni menos a Oriana!.