¡No lo podía creer! Camila corrió a recibir a su madre en cuanto la vio ingresar al granero. Joaquín se enjuagó los dientes lo más rápido que pudo y siguió a su pareja para darle la bienvenida a su suegra. Es que por fin se conocían de manera personal.

Los amigos de Camila también se sumaron al encuentro, y juntos, conversaron de todo. La mamá de Camila incluso aconsejó a su hija y Joaquín. ¿Qué les habrá dicho? ¡Revive el íntimo momento!