Es casi imposible no notar la presencia de quien será el personaje conciliador –como el mismo actor mejor describe– de 100 Días Para Enamorarse. Felipe Rojas aparece tras camarines muy bien vestido, con colores llamativos y, una vez en escena, su naturalidad resulta tan espontánea que se nota un cariño agregado para interpretar a Pablo. El sentido del humor se traspasa en segundos.

 

MIRA TAMBIÉN Así es la amistad de Laura, Antonia y Mané en 100 Días para Enamorarse

 

En la trama, Pablo será el hermano de Laura (Mané Swett), un tipo cariñoso y con tanto sentido del humor que él mismo se hará bromas por ser gay. Un personaje  que se preocupará de llevar la batuta de consejero para los conflictos de los demás.

“Lo que tiene él a diferencia del resto de los personajes es que Pablo pasa a ser el amigo conciliador. Pasa a ser un ejemplo para los demás en la manera en que él resuelve sus propios conflictos, es un tipo muy apañador, amigo de sus amigos y en ese sentido es conciliador hacia las historias: cualquier problema que pasa por Pablo cambia la dirección del conflicto”, dice Rojas analizando el personaje que le tocó interpretar en esta historia.

 

SÚMATE A NUESTRO INSTAGRAM

 

Se nota que “Fele” Rojas está contento y encariñado con el proyecto. Lo pasa bien con Pablo y pese a que grabó una escena corta en un martes de primavera, ya tiene una propuesta arraigada que a simple vista no le resulta difícil de trabajar. Es aquel desafío que estaba buscando.

- ¿Cómo te sientes interpretando a Pablo?

- Es interesante porque respecto a la tónica que tienen los personajes a los que he llevado a la televisión creo que es algo de lo que no he tenido tanta experiencia previa pero sí es algo de lo que yo estaba buscando: que sea un personaje más arriesgado y que se salga de mi cuerpo cotidiano y de mi forma de ser. Me acomoda más interpretar a personajes que se salgan de mi a que sean cercanos a mi.

 -¿Cómo crees que recibirán a este personaje?

 -Espero que bien porque lo estoy haciendo con harta verdad. Si bien en un momento tuve un poco de cautela y cuidado de no caer en un estereotipo, creo que lo que he tratado de proponer lo he mantenido con mucha verdad para que eso no caiga en una caricatura… Aunque yo siempre he creído que hay personas que sí llevan a un personaje en la vida y por tanto sí son caricaturescos o fáciles de estereotipar y Pablo sí tiene un poco de eso pero lo he tratado con la mayor verdad posible, sin abandonar la propuesta. Lo estoy haciendo con harto cariño y con hartas ganas.

 -¿Por qué no nos podemos perder 100 días?

 -100 días es una comedia bien rápida y mi personaje le da un toque entretenido, le da un respiro a la historia, él se sale de los conflictos en los que se ven envueltos los personajes principales. Me ha gustado harto, lo paso bien con Pablo y ojalá eso se traspase a la pantalla.