Hace días se fue Rocío de viaje y al minuto, Amelia se instaló en la casa de Tomás. Su doble intención sigue estando en pie y, por estar cerca de su hijo, hará lo que sea. Razón suficiente para que en el capítulo de hoy, Mario se hiciera presente y se llevara a Laura de esa casa. Ninguno de los dos, quieren ser testigos de "la traición" que Tomás le está haciendo a su esposa. 

Tras la salida de Laura,  Tomás quedó "preocupado" y no dudó en ir por ella al pasaje. Sin embargo, allí se encontró con un Mario muy enojado que le sacó en cara el daño que está haciéndole a su hija. Hasta ahora, ha sido el único en enfrentarlo directamente y es razón suficiente para que, a través de Twitter, los usuarios celebren y aplaudan su temple. A continuación, algunas reacciones: