Un grupo de Estudiantes de Singapur que viven en Nueva York llegaron a la tienda Buddy en busca de un pastel muy especial para la celebración del aniversario de su país, un “MERLEÓN”.

Por otro lado Buddy debió buscar entre las antiguas recetas de su padre, una forma de mejorar los brownies, ya que no son tan buenos como debían ser.

Además unos dueños de un restaurante inglés en Manhattan, quieren un pastel para celebrar el futuro nacimiento del próximo bebe real, este pastel debe estar a la altura de aquella familial, ¿Será capaz de realizar este pedido el equipo de Buddy?


¡Averígualo en un nuevo capítulo de Cake Boss!