Esta es la historia de Joe Wexler, un hombre de 31 años que ha luchado contra su obesidad desde que puede recordar. Desde muy pequeño, sintió que su padre lo rechazaba y no quería ser parte de su vida, hasta que en un momento simplemente lo abandonó.

Joe no encontraba una solución para combatir su soledad, y un día se dio cuenta de que la comida era lo único que lo hacía sentir mejor. Su hermana y su madre trataron de ayudarlo a superar su tristeza y salir adelante, pero él se volvió solitario y comer era realmente la única forma de sentirse mejor, así es que comía en exceso.

Con 352 kilos y sin ánimos de nada, Joe se dio cuenta de que estaba perdiendo la vida y que en cualquier momento la muerte podía llegarle. Un accidente lo hizo recapacitar y comenzar con la lucha más difícil de todas: combatir sus peores fantasmas y bajar los cientos de kilos que tenía de exceso.

No te pierdas una nueva historia de superación y ganas de vivir.