Bruno llegó a buscar a Violeta. Le dijo que necesitaba verla y que estaba dispuesto a jugársela por ella. No sólo eso, le aseguró que terminará con su novia.

Camila fue a la casa de Cristóbal para devolverle algunas cosas que él le había regalado. No quiere tener nada que los relacione.

Violeta le cuenta a su papá que ella está enamorada de Bruno. Sin embargo, Queno le dice que está soñando y que esa no es la realidad. Y el capitán quedó en shock. Rosario le dio una noticia que jamás imaginó.