En plena celebración de la misa, Camilo llega y sorprende a los asistentes, incluidos a Maria Elsa y el Padre Reynaldo.

La familia de Camilo lo recibe con gran emoción, mientras que María Elsa no se aguante y le da la bienvenida.

En plena noche de Navidad, Ángela le pide a Raimundo que quiere que Maria Elsa vuelva a donde estaba. Esto tras el encaramiento que vivió con ésta por Estela.

Guillermina descubre al Padre Reynaldo en un bordel, precisamente en donde su madre hace aseo. Él le dice que solo se trata de un acto cristiano, pero ella le dice que estó lo sabrá el obispo Subercaseux.

En plena celebración de la misa, Camilo llega y sorprende a los asistentes, incluidos a Maria Elsa y el Padre Reynaldo.

Llega el comisario Fuenzalida a la casa de Armando para hacerle unas preguntas, y le exige la verdad. Saber si el mató a Ricardo Corrales.

Guillermina nuevamente va a conversar con el Padre Reynaldo, para saber la verdad sobre el burdel. Éste le confiesa que es su madre quien trabaja ahí, y es por eso que él volvió.

Armando se entera que Camilo regreso, y que fue María Elsa quien se le acercó. Al mismo tiempo, le advierte que si se vuelve acerca todo cambiará.

Camilo le asegura a su familia que ni los Quiroga ni los Montero seguirán asusando de ellos. Les promete que se acabará el miedo.

Armando permite que María Elsa vaya a ver a Estela. Ésta en el trayecto se aprovecha y va a buscar al Padre Reinaldo. Es en ese instante, en que justo ve Camilo cuando sube el padre.

Lamberto le advierte a Angela que descubrirá en qué está y con quién se está acostando.

Silvia golpea a Ángela, luego de que ésta trate mal a su familia, le diga "Guacho" a Camilo y "Prosituta" a ella.

Armando lanza el arma homicida al lago, justo en el instante que es detectado por el comisario Fuenzalida.

¡Revive el capítulo acá!