Los integrantes del granero disfrutaban de una fiesta cuando Eugenia Lemos llegó de sorpresa y les presentó una llamativa ruleta. En ella aparecían diferentes penitencias, todas sensuales besos, y que los participantes no se podrían negar en realizar.

Lo más atractivo fue que Eugenia decidió armar a las parejas que representarían las apasionadas escenas.

¡Revisa el momento!