Para el amor no hay edad, y eso lo sabe muy bien Marco, uno de los hijos menores del pastelero. Se acerca San Valentín y el niño quiere demostrarle a la niña que le gusta todo su amor, por lo que le pidió a su padre que lo ayude a cocinar un rico pastel. 

¡Revisa este tierno momento en el siguiente capítulo!

 

Cake BossTE RECOMENDAMOS:¡Un pastel con forma de chaqueta!