Chad Dean es un hombre de 42 años que peso más de 300 kilos. Luego de caer de un camión al colapsar su cuerpo, este hombre con obesidad mórbida se dio cuenta de que no podía trabajar ni tener una vida normal, por lo que tuvo que instalarse en un sillón para siempre.

Su esposa Isha lo conoció cuando aún llevaba una vida "casi normal". Ella tenía dos hijos y Chad decidió casarse con ella y ser quien mantuviera económicamente a su familia, pero con el paso del tiempo su aumento de kilos era tal que fue Isha la que tuvo que convertirse en sostenedora.

Este hombre de Maryland ha tenido un peso excesivo toda su vida, y cuando se dio cuenta de que todos sus seres queridos debían hacerse cargo de él, y era muy probable que la muerte tocara pronto su puerta, decidió hacer un cambio drástico, vender su casa, operarse, y someterse a todo lo que fuera necesario para cambiar su vida para siempre.

Mira aquí la historia de Chad, y entérate de cómo perdió 117 kilos en diez meses.