Betty Jo es una joven de 24 años que desde los cinco años comenzó a comer sin control. Producto de esto empezó a engordar cada vez más, hasta pesar 297 kilos. Sin embargo, no todo fue calorías, ya que fue víctma de un abuso sexual, que la tuvo muy mal sicológicamente y obviamente afectó en su alimentación y estilo de vida.

Tras haber estado un año sometida a una durísima y estricta dieta que le dio un médico, esta chica poco a poco comenzó a salir adelante. Gracias a esto, y por supuesto a la ayuda incondicional de su marido, quien en un principio se negó porque tenía miedo a perderla, pudo superarse a sí misma.

Hoy, Betty se encuentra pasando muy feliz sus días en la compañía de David mucho más flaca y pudiendo realizar actividades al aire libre, como tanto deseaba.

Mira cómo está en la actualidad en nuestra galería.